Pan Integral con Albaricoque y Granos de Trigo | Postres con estilo



Inicio » , » Pan Integral con Albaricoque y Granos de Trigo

Pan Integral con Albaricoque y Granos de Trigo

Escrito por Roberto Fernandez el 28 de enero de 2014 | 1/28/2014

Blog Disfrutando de la comida

Me encanta el pan integral y lo suelo preparar muy a menudo, en esta ocasión he elaborado un pan al que le he añadido varias cosas para potenciar ese fantástico sabor que tiene el pan integral, para empezar lo he hecho con masa madre integral, que se hace igual que la normal pero con harina integral y creo que la da mejor sabor a este pan.

También he añadido granos de trigo, que son granos no han sido procesados y todavía conservan el endospermo, el salvado y el germen. Estos granos le dan mucho sabor al pan, pero antes hay dejarlos toda una noche en remojo y después hervirlos para que se ablanden y podamos consumirlos.
Además también he incorporado unos orejones que he macerado en ron añejo para que se rehidraten y cojan todo el sabor del ron.




Ingredientes

250 gr de agua, 300 gr de harina integral, 150 gr de harina de fuerza, 50 gr de harina de centeno integral, 100 gr de masa madre integral, 10 gr de levadura fresca, media cucharadita de malta tostada, 50 gr de granos de trigo, 60 gr de orejones, 9 gr de sal, 40 gr de ron añejo, 50 gr de zumo de naranja, 25 gr de miel.



Blog Disfrutando de la comida


Elaboración

Empezaremos lavando los granos de trigo bajo el grifo con ayuda de un colador (es recomendable lavarlos bien aunque vengan dentro de un paquete), después los ponemos en una olla y cubrimos con agua. Los dejamos en remojo toda la noche. También aprovechamos para poner los orejones a macerar con el ron.
Al día siguiente retiramos el agua y volvemos a cubrir los granos con agua limpia. Ponemos la olla al fuego y hervimos durante una hora, hasta que estén blandos o se empiecen a abrir. Colamos y dejamos enfriar.
Ahora cogemos un bol amplio y batimos la masa madre, el agua, el zumo de naranja, la miel, la levadura y el ron (el ron lo cogeremos del que teníamos macerando), después incorporamos la malta tostada y mezclamos bien para que no queden grumos.

En otro bol, mezclamos las harinas y la sal y lo añadimos a la mezcla anterior. A continuación troceamos los orejones y los añadimos al bol. Mezclamos bien con las manos hasta que se unan todos los ingredientes y nos quede una masa homogénea. Tapamos con un trapo húmedo y dejamos reposar 10 minutos.
Untamos ligeramente la mesa con aceite, sacamos la masa del bol y amasamos ligeramente durante 10-15 segundos terminando con la masa en forma de bola.

Lavamos y secamos el bol con agua caliente (sin jabón), untamos el bol con un poco de aceite, volvemos a meter la masa en el bol y la dejamos reposar durante 10 minutos, tapada con un trapo húmedo. Repetimos esta operación dos veces más, hasta que tengamos una masa suave y elástica. 
Finalmente dejamos la masa en el bol, tapada, durante una hora u hora y media en un sitio templado  hasta que prácticamente doble su tamaño.

Ahora dividimos la masa en dos partes y formaremos dos “batards”, para ello primero formamos dos bolas tensando bien la superficie, cubrimos con un trapo y las dejamos reposar 10 minutos.
Estiramos y aplanamos la masa hasta hacer una torta gruesa redondeada, imaginaremos que la pieza tiene cuatro lados curvos, tomamos los dos lados más alejados de nosotros y los plegamos hacia el centro presionando bien para que queden sellados, ahora tomamos la punta que ha resultado de los pliegues anteriores y la plegamos hacia el centro presionando para que quede bien sellada.
Giramos la masa 180ºC y repetimos los pliegues anteriores en este lado. Ahora plegamos la masa hacia nosotros de manera uniforme y sellamos ambos lados con la base de la palma de la mano. Hacemos rodar la masa hacia delante y hacia atrás, presionando levemente hacia abajo para conseguir expulsar por los extremos el aire que haya quedado atrapado en el pliegue.

Ahora enharinamos dos paños de lino y forramos con ellos dos moldes de metal alargados de 20x10 cm, nos servirán de cestos de fermentación, colocamos las dos piezas sobre los paños con la unión hacia arriba, tapamos con un trapo húmedo y dejamos fermentar hasta que casi hayan doblado su volumen.

Precalentamos el horno a 250ºC con la bandeja dentro. Preparamos una olla y la metemos dentro del horno para que nos ayude a crear vapor en el interior del horno, volcamos los panes con delicadeza encima de una tabla de cortar cubierta con papel sulfurizado, hacemos unos cortes a las  piezas con una cuchilla y pulverizamos un poco de agua sobre los panes, abrimos el horno, añadimos un vaso de agua en la olla que teníamos dentro y  pulverizamos agua sobre las paredes y con cuidado inclinamos un poco la tabla para  que se deslicen los panes hasta la bandeja del horno. Bajamos la temperatura del horno a 220ºC. Horneamos durante 35-40  minutos aproximadamente, cuando hayan pasado 20  minutos bajamos la temperatura a 200ºC y si vemos que empieza a coger mucho color abrimos y cubrimos los panes con un poco de papel albal para que no se nos quemen.

Sacamos del horno y comprobamos que suenen a hueco al golpearlos con los nudillos en la base. Dejamos enfriar completamente sobre una rejilla para que circule bien el aire por debajo.







Acerca de Roberto Fernandez

Soy un chico con mucha energía y una mente bastante inquieta, me encanta aprender cosas nuevas! Cuando descubrí el mundo de la pastelería no tenia ni idea de como se hacia un bizcocho, ni mucho menos una tarta (de hecho mi primera tarta daba pena verla jeje), pero a base de mucho esfuerzo y ganas de aprender he conseguido crear mi propio estilo en el que se refleja la pasión que siento por el mundo de la pastelería y las ganas de seguir aprendiendo cada día!

13 comentarios :

  1. ideal para las dietas...gracias..!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mechu, el pan integral es muy saludable ya que conserva todos sus nutrientes y resulta ideal para mantener una dieta equilibrada.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Saludable y lleno de sabor. Te ha quedado perfecto. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Clara, estaba riquísimo! el albaricoque le da un toque muy interesante al pan integral.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Que rico, quiero un trocito. saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anabel, en mi casa suele durar muy poco el pan, je,je, si no te guardaba un trocito.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. A mí también me gusta mucho el pan integral, sobre todo este que lleva pipas y esas cosas (que no tienen nada de integral).
    Una vez me pasó algo curioso con el trigo, y es que lo compré como tú, sin procesar. Quería hacer un risotto de trigo y después de 2 horas cocinándolo estaba muy duro (para echárselo a los pollos, jejeje). Qué duros fueron los principios!!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alejandro, mis primeros intentos de hacer pan con los granos de trigo tampoco fueron del todo satisfactorios, pero después descubrí que si los dejaba en remojo toda la noche antes de cocerlos (como pasa con los garbanzos) quedaban mucho mejor.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Roberto!!
    Cuanto hace que no venía a visitarte, la falta de tiempo es fatal porque obliga a dejar a un lado el tiempo libre...
    Me encanta este pan que has hecho!! Yo también ando últimamente con la vena "panarra" y no hacemos nada más que probar y probar harinas para dar con los resultados que queremos. Este tuyo tiene una pinta fabulosa y es perfecto para tomar en tostada por la mañana con ese toque de melocotón y granos de trigo ;)
    He estado mirando tus últimas entradas y sigues en tu línea, haciendo todo maravillosamente bien! Me han llamado mucho la atención los bombones de roquefort con corazón de caqui, tenían que estar espectaculares!!

    Besos grandes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mrs Hudson!
      Hacia tiempo que no te veía por aquí, la verdad es que si que cuesta encontrar tiempo libre para hacer todo lo que uno quiere. A mi encanta hacer pan y cuanto mas pan hago mas ganas tengo de hacer pan, porque cuando te quieres dar cuenta el pan a volado, por lo menos en mi casa, je,je,... Este pan esta genial cuando lo tuestas un poquito y le pones un poco de queso cremoso por encima, es una delicia!

      Me alegro de que te gusten las recetas, como ves yo siempre estoy probando cosas nuevas, pero en mi casa son mas tradicionales y no siempre logre que les guste todo lo que hago, en el caso de los bombones de chocolate blanco y roquefort era una combinación arriesgada y no llegue a convencerlos del todo, aunque a mi me encantaron!

      Es una mezcla muy curiosa que vale la pena probar, yo le añadí el toque del caqui para darle mas frescura y suavizar un poco la mezcla, pero aun así no logre convencerlos a todos, pero bueno de vez en cuando hay que arriesgar un poco para sorprender a tus invitados.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Roberto!!
    Entonces ya somos dos! en casa también vuelan las hogazas que hacemos, sobretodo para el desayuno... las tostadas así, son otro mundo ;)
    Estoy segura que con un poco de queso tiene que ser pecado divino!

    Pues a pesar de no haber probado los bombones, creo que me gustarían. Me encanta combinar sabores diferentes y sorprendentes, aunque esto no hace falta que te lo diga ;), y personalmente me gusta mucho tu idea. sin duda algún día los probaré y te contaré, pero es muy probable que no me queden tan perfectos como los tuyos ya que tienes una mano y un estilo muy depurado, y tienes el don de hacer este tipo de elaboraciones totalmente perfectas.

    Claro que si! hay que acostumbrarlos a todo, nada mejor que tener los catadores en nuestra propia casa.

    Feliz fin de semana!! Besos!!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Roberto,aunque no va con el tema de la receta te queria comentar una duda.a la hora de elaborar una babaroise,cual es la proporcion de nata semimontada que hay q añadir con respecto a la crema inglesa? El doble? No se si me explico.siemprd claro para q la textura sea la correcta.gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola David, una bavaroise normalmente lleva aproximadamente la mitad de nata semimontada que de crema inglesa, aunque en algunas recetas suele llevar casi la misma cantidad de nata que de crema inglesa. En cambio una mousse es todo lo contrario, suele llevar aproximadamente el doble de nata que de crema inglesa.

      Un saludo.

      Eliminar

Suscríbete al blog, introduce tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner