Quiche de Pimienta de Jamaica, Queso de Cabra y Berros | Postres con estilo



Inicio » , , » Quiche de Pimienta de Jamaica, Queso de Cabra y Berros

Quiche de Pimienta de Jamaica, Queso de Cabra y Berros

Escrito por Roberto Fernandez el 17 de marzo de 2013 | 3/17/2013



Hoy me apetecía comerme una ensalada pero también tenía ganas de hacer una tarta, así que se me ha ocurrido fusionar ambos en una receta, por un lado he hecho una base crujiente con masa quebrada salada, le he añadido una quiche de pimienta de Jamaica en el fondo y la he horneado hasta que ha cuajado la quiche, después la he dejado enfriar.

Una vez fría la he cubierto con unos ricos berros, después le puesto unas rodajas de queso de cabra, unos dátiles troceados y unas nueces. Para terminar la he aliñado con una reducción de moscatel, aunque también se podría substituir por miel, pero como la reducción ya la tenía hecha he decidido aprovecharla.

Esta es una tarta muy ligera y nutritiva que resulta ideal para tomar como entrante y sorprender a nuestros invitados.


NOTA: con estas cantidades tenemos para 2 tartas en moldes de 22 x 9 cm o bien una tarta en un molde redondo de 28 cm.


Ingredientes

Para la masa quebrada salada

300 gr de harina, 150 gr de mantequilla en pomada, 1 yema, una pizca de sal, 80 gr de agua.

Para la quiche de pimienta de Jamaica

250 gr de nata, 75 gr de huevos, 25 gr de yema, una pizca de sal y una baya de pimienta de Jamaica.

Para cubrir la tarta

50 gr de berros, 70 gr de queso de cabra, 4 dátiles, 8 nueces y unas escamas de sal Maldon.

Para la reducción de Moscatel

375 gr de Moscatel y 40 gr de azúcar.



Elaboración

Primero elaboramos la masa quebrada, en un bol tamizamos la harina y la mezclamos con la mantequilla en pomada y la sal, hasta que adquiera un aspecto arenoso.  Después añadimos la yema y el agua. Mezclamos hasta conseguir  formar una bola de masa, no amasaremos esta bola para evitar que adquiera elasticidad. Tapamos con papel film y dejamos reposar en la nevera durante 60 minutos.

Mientras elaboramos la reducción de moscatel (si optamos por utilizar miel en vez de reducción de moscatel, nos saltamos este paso) ya que se tiene que enfriar completamente para que tenga la consistencia adecuada. Ponemos el moscatel y el azúcar en un cazo, removemos bien  y lo llevamos a ebullición, cuando empiece a hervir bajamos el fuego y lo dejamos reducir hasta casi la mitad, removemos de vez en cuando. Apartaremos del fuego antes de que llegue a la consistencia deseada, ya que al enfriarse espesara más.
Para saber si ha llegado a la consistencia que queremos, cogeremos un plato y lo meteremos en el congelador unos instantes, sacamos el plato y ponemos una cucharada de la mezcla en el centro y volvemos a meter el plato en el congelador como 1-2 minutos, sacamos el plato y lo inclinamos un poco y veremos la consistencia que tendrá al enfriarse, tiene que tener la misma consistencia que la miel. Cuando tengamos este punto retiramos del fuego y dejamos enfriar completamente.

Sacamos la masa de la nevera y la estiramos sin aportarle demasiado calor, de lo contrario se volvería pegajosa, yo suelo estirarla entre dos trozos de papel sulfurizado ligeramente enharinados para que no coja temperatura, de esta manera la masa tampoco se nos pegara ni a la mesa ni al rodillo y no tendremos que añadirle harina extra. Estiramos hasta conseguir un grosor de unos 3mm aproximadamente y que sea más grande que el molde que vayamos a utilizar.

Forramos el molde con la masa, retiramos el sobrante y pinchamos la masa con un tenedor para que no suba al hornearla. Congelamos durante 30 minutos para que no pierda la forma al hornearla.

Mientras preparamos la quiche, batimos los huevos junto con la yemas en un recipiente, en otro recipiente mezclamos la nata con la sal y la baya de pimienta de Jamaica (previamente machaca en el mortero), incorporamos a la mezcla de huevos y mezclamos bien pero sin batir en exceso.


Precalentamos el horno a 200ºC, sacamos la masa del congelador y le ponemos un trozo de papel de aluminio con algo de peso encima (legumbres) para que no suba. Horneamos ligeramente hasta que empiece a dorarse unos 15 minutos aproximadamente.

Sacamos las masas del horno, retiramos el peso, y rellenamos hasta la mitad con la quiche, bajamos la temperatura del horno a 180ºC y volvemos a introducir en el horno hasta que la quiche cuaje, podemos comprobar si ha cuajado introduciendo un  palillo y si sale limpio es que ya está cuajada. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Una vez tengamos la tarta fría, la cubrimos con los berros, unas rodajas de queso de cabra, unos dátiles troceados y unas nueces. Terminamos con un hilo de reducción de moscatel (o miel) y unas escamas de sal Maldon.







Acerca de Roberto Fernandez

Soy un chico con mucha energía y una mente bastante inquieta, me encanta aprender cosas nuevas! Cuando descubrí el mundo de la pastelería no tenia ni idea de como se hacia un bizcocho, ni mucho menos una tarta (de hecho mi primera tarta daba pena verla jeje), pero a base de mucho esfuerzo y ganas de aprender he conseguido crear mi propio estilo en el que se refleja la pasión que siento por el mundo de la pastelería y las ganas de seguir aprendiendo cada día!

6 comentarios :

  1. Te acabo de descubrir gracias a Mrs Hudson y te tengo que decir que me ha gustado enormemente tus elaboraciones.
    Aqui tienes otro seguidor mas.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola ROD,

    Yo hace poco que descubrí el blog de Mrs Hudson y ya es uno de mis preferidos. Me alegra saber que te gustan mis elaboraciones y estoy encantado de tenerte por aquí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta tu plato Roberto. La mezcla del queso con los dátiles y las nueces es espectacular......la quiche a la pimienta de Jamaica brutal...
    La salsa de moscatel me parece estupenda, una forma de sustituir a la miel que tiene que estar de muerte. El moscatel es muy versátil, hace poco estuve haciendo pruebas para hacer unas gominolas de moscatel para añadir a una espuma de foie.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Alejandro, a mi me encanta el queso de cabra, un día me dio por probarlo con dátiles y me gusto mucho, quedan muy bien. La reducción de moscatel es una maravilla, normalmente la utilizo en postres pero también queda genial en una ensalada.

    Suena muy bien eso que dices de las gominolas de moscatel con espuma de foie, espero ver pronto ese plato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Un blog fantástico, enhorabuena. Desde hoy, puedes contar con una seguidora más :-)

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias Elena, me alegra saber que te ha gustado el blog, así que bienvenida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Suscríbete al blog, introduce tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner