Helado de Yuzu, Chocolate Blanco, Sésamo y Lima | Postres con estilo



Inicio » » Helado de Yuzu, Chocolate Blanco, Sésamo y Lima

Helado de Yuzu, Chocolate Blanco, Sésamo y Lima

Escrito por Roberto Fernandez el 2 de noviembre de 2014 | 11/02/2014

Helado de Yuzu, Chocolate Blanco, Sésamo y Lima


Después de haber hecho la tarta de yuzu, no podía resistirme a hacer el helado pero esta vez lo he combinado con sésamo, lima y chocolate blanco.

Lo que he hecho ha sido preparar el helado de yuzu, llenar los moldes y cuando estaba bien congelado lo he bañado con chocolate blanco y antes de que solidificara le he esparcido las semillas de sésamo ligeramente tostadas y la ralladura de lima.

Este último paso de añadir el sésamo y la lima hay que hacerlo muy rápido porque en cuanto bañamos el helado en cuestión de segundos empieza a solidificar el chocolate.

Otro detalle importante es utilizar sésamo que no venga ya tostado y tostarlo ligeramente justo antes de añadirlo al helado porque desprende mucho más aroma si lo tostamos al momento.

Puede que no sea el mejor momento para ponerse a hacer helados, ahora que tenemos la Navidad a la vuelta de la esquina, pero a mí me encanta el helado y yo lo como durante todo el año y este helado vale la pena probarlo porque esta de vicio!





Ingredientes (para 4 helados)

Para el helado de yuzu

250 gr de leche, 250 gr de nata, 33 gr de azúcar invertido, 8 gr de glucosa, 92 gr de yemas, 125 gr de azúcar, 2 gr de gelatina y 50 gr de pasta concentrada de yuzu “Home chef”.

Para el glaseado


350 gr de chocolate blanco, 150 gr de manteca de cacao, semillas de sésamo y ralladura de lima.




Helado de Yuzu, Chocolate Blanco, Sésamo y Lima


Elaboración

Empezamos preparando el helado, en un cazo ponemos la leche, la nata, el azúcar invertido y la glucosa y lo ponemos al fuego. Mientras se va calentando cogemos un bol y mezclamos las yemas con el azúcar hasta que empiecen a blanquear.

Cuando la mezcla del cazo llegue a los 90ºC retiramos del fuego y la incorporamos a las yemas poco a poco para equilibrar la diferencia de temperatura y removemos.

Pasamos la mezcla de nuevo al cazo y ponemos a calentar a fuego suave procurando que no pase de 84ºC (si pasara de 84ºC el huevo cuajaría) y sin dejar de remover hasta que empiece a espesar ligeramente.

Retiramos del fuego, añadimos la gelatina (previamente hidratada y bien escurrida) y colamos la mezcla, a continuación vertemos sobre la pasta de yuzu y emulsionamos con el túrmix hasta que obtengamos una mezcla homogénea.

Preparamos un recipiente amplio con agua con hielo para enfriar rápidamente la mezcla y la vamos removiendo de vez en cuando para que no forme costra, hasta que se enfríe completamente.
Una vez tengamos la crema fría, tapamos con film y dejamos reposar durante 24 horas en la nevera.
Al día siguiente la pasamos por la heladera, cuando el helado este hecho rellenamos los moldes (no olvidarse de poner los palos!),  guardamos el resto del helado en un recipiente y lo metemos todo en el congelador.

Al día siguiente, preparamos el glaseado, troceamos y fundimos el chocolate blanco junto con la manteca de cacao, y dejamos enfriar hasta los 35ºC, mientras tostamos ligeramente las semillas de sésamo en una sartén (sin aceite), removiendo de vez en cuando (no conviene tostarlas demasiado, simplemente las tostaremos hasta que empiecen a cambiar de color). También aprovechamos para rallar la lima.

Cuando la mezcla de chocolate este a 35ºC, desmoldamos los helados, los bañamos con el glaseado y rápidamente esparcimos las semillas de sésamo y la ralladura de lima.

Este último paso de añadir el sésamo y la lima hay que hacerlo muy rápido porque en cuanto bañamos el helado en cuestión de segundos empieza a solidificar el chocolate, así que lo ideal sería tener el sésamo y la lima en dos bols pequeños justo al lado de donde bañamos los helados para poder añadirlos rápidamente.







Acerca de Roberto Fernandez

Soy un chico con mucha energía y una mente bastante inquieta, me encanta aprender cosas nuevas! Cuando descubrí el mundo de la pastelería no tenia ni idea de como se hacia un bizcocho, ni mucho menos una tarta (de hecho mi primera tarta daba pena verla jeje), pero a base de mucho esfuerzo y ganas de aprender he conseguido crear mi propio estilo en el que se refleja la pasión que siento por el mundo de la pastelería y las ganas de seguir aprendiendo cada día!

10 comentarios :

  1. Al final me vas a convencer para q saque la heladera del fondo del armario jejeje. La verdad es q te salen los helados con una pinta buenísima!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marisa! Estaría bien que sacaras la heladera del armario para que le de el aire jeje... yo creo que la mía todavía no ha pisado el armario jeje desde que la saque de la caja el primer día creo que ya se quedo fija en el congelador.

      Yo es que adoro los helados! y desde que tengo este molde me vienen un montón de ideas a la cabeza!

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Qué maravilla! Quiero eso en Navidad! Me encanta el helado en invierno más que en verano! Mucho más! Qué heladera recomiendas? Necesito alguna buena excusa para hacerme con una...jaja gracias por no dejar de sorprender!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sil! Veo que eres como yo jeje, yo también adoro el helado en invierno. La heladera que yo tengo es de las mas sencillas que hay y esta muy bien de precio, unos 40 euros, hace dos años que la compre y va estupendamente, te dejo el enlace de donde la compre:

      http://www.gatoo.es/maquina-para-hacer-helados.html?gclid=CjwKEAjwk_OhBRD06abu3qSoxlwSJACt7sZ7vHUSJfTHhumJEP-zw7xDLWLWEeJmKRBvWpB-b0x4YRoCBXXw_wcB

      No hace falta gastarse mucho en una heladera, con estas sencillas salen helados muy ricos, yo la utilizo cada semana y aguantan bien.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. gracias Roberto! siempre tan amable y atento! cuándo vas a convertirme en tu pupila? necesito alguien con talento que quiera instruir a una torpona! eso sí, prometo fregar TODO lo q me pidas!

      Eliminar
    3. jajaja...no creo que seas tan torpe como lo era yo cuando empece a interesarme por la pastelería, no daba pie con bola jeje todo me salia mal, pero nunca deje de seguir intentadolo y al final conseguí aprender!...por muchas veces que te salga algo mal nunca dejes de intentarlo porque al final darás con la solución...a mi siempre se me habían resistido los famosos macarons, los hice como cuarenta veces y al final conseguí que salieran, casi se me saltan las lagrimas de emoción cuando por fin conseguí hacerlos jeje, así que no te rindas si algo no te sale bien a la primera porque es cuestión de practicar y practicar!

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. A mí también me gustan los helados en invierno, pero hoy tengo tanto frio en casa( por el norte hacen ya temperaturas de invierno, y las calefacciones aún no se encienden todo el día), que me ha dado un escalofrío al verlo. Tendré que leer bien la receta a la tarde, con la casa calentita, ja ja ja estoy segura que estará de vicio

    Besos

    M. Ángeles


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias M.Ángeles! Por aquí todavía no ha llegado el frío, de hecho no parece ni otoño porque ayer mismo rondábamos los 20ºC y la semana pasada los 25ºC, yo estoy deseando que llegue el frío, que a este paso va a llegar la Navidad y yo todavía voy con las chanclas jejeje

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Que original me parece esto, no he probado nunca el yuzu ni nada que se le parezca, jaja, pero me seduce la idea, te han quedado fantásticos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Manderley! El yuzu tiene un sabor muy particular, yo la primera vez que lo probé note que era un sabor que me resultaba familiar pero al mismo tiempo notaba que era diferente a todo lo que había probado, es una mezcla entre la mandarina y la lima pero con un toque ligeramente mas amargo. A mi me encanto cuando lo probé y combinado con el sésamo esta increíble!

      Un abrazo.

      Eliminar

Suscríbete al blog, introduce tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner