Pan Tres Chocolates | Postres con estilo



Pan Tres Chocolates

Escrito por Roberto Fernandez el 21 de noviembre de 2013 | 11/21/2013

Blog Disfrutando de la comida

Este pan lo he elaborado partiendo de una receta del panadero  Joaquín Llarás, solo que él lo hacía partiendo de una masa más cercana al bollo, aunque sin enriquecerla con leche, yo en cambio he optado por una masa más de pan porque me trae muy buenos recuerdos el pan con chocolate, de pequeño me encantaba comer pan con chocolate, me pillaba una tableta de chocolate y una barra de pan y me ponía las botas je,je,..era un auténtico vicio. Hace tiempo hice el Pan de Chocolate,Kumquats y Almendras, que aunque también estaba muy bueno, era diferente a este.

Lo bueno de este pan tres chocolates es que te encuentras trozos en que sabe más a chocolate con leche, otros al negro y otros al blanco, es una gozada para el paladar! Además este pan esta hecho con masa madre y eso nos da una miga más húmeda, una corteza más crujiente y realza aún más su sabor a pan. A mí me ha encantado, de hecho no os he puesto ninguna sugerencia con la que acompañarlo porque me he comido la barra que falta mientras hacia las fotos, je,je...para mi gusto no necesita más acompañamiento que el que lleva y resulta ideal para tomarlo en el desayuno.




Ingredientes

500 gr de harina de fuerza, 10 gr de sal, 275 gr de agua, 150 gr de masa madre, 2 gr de levadura fresca, 65 gr de chocolate negro 70%, 65 gr de chocolate con leche, 65 gr de chocolate blanco.



Elaboración

Cogemos un bol amplio y mezclamos la harina y la sal, en otro bol mezclamos el agua con la levadura desmenuzada y la masa madre, mezclamos bien. Mezclamos este líquido con las harinas y mezclamos bien hasta que se unan todos los ingredientes. Tapamos con un trapo húmedo y dejamos reposar 10 minutos.
A continuación sacamos la masa del bol y le damos un breve amasado. Lavamos y secamos el bol, lo untamos ligeramente con aceite y ponemos la masa dentro, dejamos reposar 15 minutos tapada con un trapo húmedo. Mientras picamos los chocolates en trocitos pequeños. Ahora la masa habrá cogido algo de consistencia y es el momento de añadir los chocolates, amasaremos con cuidado dentro del bol hasta que los chocolates se empiecen a integrar en la masa. Dejamos reposar 15 minutos más, bien tapada.

Ahora untamos la mesa ligeramente con aceite, sacamos la masa del bol y amasamos ligeramente durante 10 segundos, lo haremos de manera suave. Volvemos a meter la masa en el bol y volvemos a dejar reposar 15 minutos más, bien tapada. Repetimos esta operación dos veces más. Al final notaremos como la masa se vuelve más suave y elástica, a continuación la volvemos a meter en el bol y la dejamos reposar durante 3  horas bien tapada con un trapo húmedo y alejada de las corrientes de aire.

Una vez que la masa haya fermentado, espolvoreamos un poco de harina en la mesa y volcamos la masa, dividimos la masa en dos piezas. Ahora les daremos forma, primero formamos  dos bolas con las porciones tensando bien la superficie, cubrimos con un trapo y las dejamos reposar 10 minutos. Ahora les daremos forma de barra, cogemos una bola y la estiramos y aplanamos hasta hacer una torta gruesa redondeada, imaginaremos que la pieza tiene cuatro lados curvos, tomamos los dos lados más alejados de nosotros y los plegamos hacia el centro presionando bien para que queden sellados, ahora tomamos la punta que ha resultado de los pliegues anteriores y la plegamos hacia el centro presionando para que quede bien sellada.
Giramos la masa 180ºC y repetimos los pliegues anteriores en este lado. Ahora plegamos la masa hacia nosotros de manera uniforme y sellamos ambos lados con la base de la palma de la mano. Hacemos rodar la masa hacia delante y hacia atrás, presionando levemente hacia abajo para conseguir expulsar por los extremos el aire que haya quedado atrapado en el pliegue.

Ahora cubrimos dos moldes tipo “cake” con un trapo de algodón o de lino y espolvoreamos un poco de harina encima, con cuidado introducimos las barras dentro de los moldes y tapamos con un trapo húmedo. Dejamos fermentar 3 horas más. Al dejarlas fermentar dentro de los moldes lo que conseguimos es que cuando empiece a fermentar lo haga hacia arriba y no hacia los lados.

Llegados a este punto, casi seguro que ya se nos habrá hecho de noche, je, je…asi que tenemos dos opciones: una es hornearlo y dejarlo enfriar toda la noche y la otra es meter las barras en la nevera durante toda la noche y hornearlas al día siguiente, al meterlas en la nevera lo que hacemos es que la fermentación se ralentice.

Yo he hecho lo de la nevera y al día siguiente nada más levantarme las he dejado durante 1 hora a temperatura ambiente para que cojan algo de temperatura. Precalentamos el horno a 250ºC con la bandeja dentro. Preparamos una olla llena de agua caliente y la metemos dentro del horno para que nos ayude a crear vapor en el interior del horno, sacamos los panes de los moldes y los colocamos encima de una tabla de cortar cubierta con papel sulfurizado, hacemos unos cortes a las  piezas con una cuchilla y pulverizamos un poco de agua sobre los panes, abrimos el horno, pulverizamos agua sobre las paredes y con cuidado inclinamos un poco la tabla para  que se deslicen los panes hasta la bandeja del horno. Bajamos la temperatura del horno a 220ºC. Horneamos durante 30-35  minutos aproximadamente, cuando hayan pasado 20  minutos bajamos la temperatura a 210ºC y si vemos que empieza a coger mucho color abrimos y cubrimos los panes con un poco de papel albal para que no se nos quemen.

Sacamos del horno y comprobamos que suenen a hueco al golpearlos con los nudillos en la base. Dejamos enfriar completamente sobre una rejilla para que circule bien el aire por debajo.

Acerca de Roberto Fernandez

Soy un chico con mucha energía y una mente bastante inquieta, me encanta aprender cosas nuevas! Cuando descubrí el mundo de la pastelería no tenia ni idea de como se hacia un bizcocho, ni mucho menos una tarta (de hecho mi primera tarta daba pena verla jeje), pero a base de mucho esfuerzo y ganas de aprender he conseguido crear mi propio estilo en el que se refleja la pasión que siento por el mundo de la pastelería y las ganas de seguir aprendiendo cada día!

4 comentarios :

  1. Vaya curro que lleva este pan, aunque tiene que merecer la pena sin duda. Este supongo que es el tipo de trabajo que cuesta hacer al principio, pero que luego tu mente se organiza y salen casi sin trabajo.
    A ver si un día me decido a hacer pan. La verdad es que me cuesta un poco porque al hacer mucha cantidad amortizas el gasto energético, pero para hacer para casa sale por un pico, jejeje.
    De todas formas, tiene que ser un pan excepcional.... hecho con masa madre, con tres chocolates.... Cuando he leído que te lo ibas comiendo mientras le hacías las fotos he pensado "qué crack, que bueno le está, jejeje"

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alejandro, el pan es muy agradecido y hacer pan en casa es una de las cosas mas maravillosas de la cocina, con tan solo tres ingredientes básicos, agua, harina y sal se pueden hacer magníficos panes.

      No se porque a la gente le cuesta arrancarse a hacer pan en casa, quizá sea porque estamos demasiado acostumbrados al famoso pan de gasolinera que todos sabemos lo horrible que es y aun así no dejamos de comprarlo, principalmente porque lo tenemos a cualquier hora del día y eso en la vida tan ajetreada que llevamos actualmente nos parece la salida mas fácil, pero nos estamos perdiendo lo mejor del pan, su sabor!

      Hacer pan en casa es una de las cosas mas gratificantes que hay, el pan solo necesita una cosa...tiempo... para desarrollar todo su sabor, por lo demás se hace prácticamente solo! Si disponemos de poco tiempo tan solo tenemos que dejar que fermente en la nevera , ya que el frío hace que se ralentice la fermentación y en vez de dejarlo fermentar 2 horas a temperatura ambiente lo dejamos en la nevera de un día para otro y obtendremos el mismo resultado. De esta manera no tenemos que estar pendientes del pan y podremos disfrutar de un buen pan casi sin hacer nada.

      Lo del gasto energético es algo que se podría solucionar de una manera muy sencilla si todos empezáramos a acostumbrarnos a hacer nuestro propio pan, en muchos países mucho menos desarrollados que el nuestro disponen de hornos comunitarios en los que todo el mundo lleva su propio pan por la mañana antes de irse al trabajo y por un módico precio hornea su pan y pasa a recogerlo a la hora de ir a comer. Y aunque disponen de muchos menos medios que nosotros yo los envidio porque pueden disfrutar cada día de su propio pan.

      Seria fantástico poder hacer eso aquí, solo tenemos que amar mas a nuestro pan y no dejar que las grandes multinacionales nos avasallen con sus panes artificiales.


      Je,je, después de este discurso que te he soltado espero haberte animado a hacer tu propio pan.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Roberto,
    Acabo de hacer el pan para desayunar mañana pero no me he podido resistir y he hecho una pequeña cata, el resultado es " un pan delicioso " !!! Gracias por la receta.
    Hacia tiempo que lo tenia pendiente junto con el de Xabier Barriga de chocolate y pistachos que son casi iguales pero al final me he decidido por tu receta y he añadido un puñadito de pistachos y listo !!!
    Comparto contigo tus opiniones sobre el pan y su mundo. Desde que lo descubri hace un par de años no puedo pasar mas de dos dias sin hacer algun pan y a ser posible diferente al anterior...... Se ha convertido en uno de mis pasatiempos favoritos y gratificante la mayoria de las veces menos cuando algo falla y comerlo se convierte en una penitencia jejeje ....
    Voy a echar un vistazo a tu blog a ver si me vuelves a sorprender con otra/s recetas estupendas.

    Un saludo,
    Raquel



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Raquel! Me alegro de que te haya gustado este pan, yo también descubrí el mundo del pan hace unos dos años y quede completamente enganchado jeje...me encanta probar cosas nuevas con los panes y combinar diferentes ingredientes y aunque algunas veces no salga bien siempre se aprende algo nuevo para los próximos panes.

      Por cierto, el pan de chocolate de Xavier Barriga también lo tengo en el blog, pero lo hice con Kumquats y almendras, te dejo el enlace:

      http://www.postresconestilo.com/2013/05/pan-de-chocolate-kumquats-y-almendras.html

      Un abrazo.

      Eliminar

Suscríbete al blog, introduce tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner