Panecillos de Patata, Ajo Asado y Ajedrea | Postres con estilo



Inicio » , , » Panecillos de Patata, Ajo Asado y Ajedrea

Panecillos de Patata, Ajo Asado y Ajedrea

Escrito por Roberto Fernandez el 27 de diciembre de 2013 | 12/27/2013

Blog Disfrutando de la comida

Hoy os propongo unos interesantes panecillos que he elaborado con una forma rectangular para poder cortarlos en pequeñas rebanadas y hacerlos servir de base para preparar aperitivos. Para que tengan un sabor realmente intenso he cogido una receta de pan de patata que aparece en el libro de Dan Lepard y le he añadido ajo asado y ajedrea. La ajedrea es una planta aromática con un sabor muy intenso y ligeramente picante, es una de las hierbas que componen la famosa mezcla de “Hierbas provenzales”, la ajedrea se utiliza mucho para aderezar guisos de carne, verduras, platos con setas y los tradicionales frankfurts alemanes.

La combinación de patata, ajo asado y ajedrea resulta excitante en un pan, tiene un sabor muy intenso y es ideal para lo que yo quería hacer que eran unas bases bien sabrosas para preparar aperitivos. Para darle esta forma rectangular he utilizado un molde rectangular de silicona de 12 cavidades, cada una mide 8 cm de largo y 3 cm de ancho.  Con estas cantidades me han salido 12 panecillos de 45 gr que después he sacado 5 o 6 rebanadas de cada uno, en total me han salido unas 70 mini rebanadas para poder utilizarlas como base para mis aperitivos.

Estas rebanadas tan sabrosas resultaron ideales para preparar los aperitivos de la cena de nochebuena, lo que hice fue hacer el pan unos días antes, cortarlo en rebanadas y guardarlas congeladas bien envueltas en papel film, cuando llego el momento de preparar los aperitivos tan solo tuve que sacarlas y ponerlas a tostar en una plancha para que empezaran a soltar ese aroma tan intenso y quedaran bien crujientes.

También os dejo una de mis propuestas de aperitivo que he realizado con este pan, simplemente corte unas láminas muy finas de bacalao fresco, como si quisiera hacer un carpaccio, las enrosque encima de los rebanadas y terminé con unas tiras finas de calabacín confitado y unos dados de tomate confitado. Es un aperitivo muy simple pero que combina estupendamente con el pan de patata, ajo asado y ajedrea.




Blog Disfrutando de la comida




Ingredientes

Para el pan

250 gr de harina de fuerza, 125 gr de masa madre, 130 gr de agua, 13 gr de miel, 38 gr de patata rallada (con piel), media c/p de ajedrea seca, media cabeza de ajos asada, 5 gr de sal.

Para el aperitivo

Un lomo de bacalao fresco o ultracongelado, medio calabacín, un tomate.




Blog Disfrutando de la comida





Elaboración

Empezamos asando los ajos, cogemos una cabeza de ajos y le cortamos un poco del extremo de la parte superior, añadimos un poco de aceite de oliva, una pizca de sal y lo envolvemos en papel de aluminio.  Horneamos a 170ºC durante 35 minutos aproximadamente, hasta que lo ajos estén tiernos. Los pelamos y dejamos que se enfríen.

Mientras cogemos un bol y mezclamos la masa madre con el agua, la miel y la patata rallada (bien lavada), a continuación machacamos los ajos asados y los añadimos al bol, añadimos la harina  y la sal, mezclamos con las manos hasta que obtengamos una especie de masa pegajosa, tapamos con un trapo húmedo y dejamos reposar 10 minutos.

Untamos ligeramente la mesa con aceite, sacamos la masa del bol y amasamos ligeramente durante 10-15 segundos terminando con la masa en forma de bola.

Lavamos y secamos el bol, untamos el bol con un poco de aceite, volvemos a meter la masa en el bol y la dejamos reposar durante 10 minutos.

Amasamos durante 10-15 segundos, formamos una bola con la masa y la colocamos en el bol. Tapamos y dejamos reposar durante 10 minutos.

Amasamos durante 10-15 segundos, formamos una bola con la masa y la colocamos en el bol. Tapamos y dejamos reposar durante 30 minutos.

Amasamos durante 10-15 segundos, formamos una bola con la masa y la colocamos en el bol. Tapamos y dejamos reposar durante 1 hora.

Amasamos durante 10-15 segundos, formamos una bola con la masa y la colocamos en el bol. Tapamos y dejamos reposar durante 1 hora.

Amasamos durante 10-15 segundos, formamos una bola con la masa y la colocamos en el bol. Tapamos y dejamos reposar durante 1 hora.

Ahora procedemos a dividir la masa, haremos 12 piezas de 45 gr, a continuación procederemos a bolear las piezas una a una presionando con la mano ahuecada contra la mesa ligeramente enharinada y en sentido contrario a las agujas del reloj. La idea es hacerlas rodar formando una especie de circunferencia para que se vaya tensando la masa. Es importante no echar harina en la mesa porque si no la bola patinaría y no se tensaría correctamente.

Una vez boleadas les damos una forma alargada y las introducimos en los moldes rectangulares, cubrimos con un paño húmedo y las dejamos reposar unas 2 horas y media aproximadamente, hasta que empiecen a sobresalir ligeramente por el molde.

Precalentamos el horno a 250ºC y ponemos una bandeja en medio y otra abajo. Hacemos unos cortes a las piezas con una cuchilla, abrimos el horno y colocamos el molde sobre la bandeja que tenemos caliente en el interior del horno, echamos un vaso de agua en la bandeja de abajo para crear vapor y pulverizamos un poco de agua sobre los panes y las paredes del horno.

Horneamos durante 15 minutos a 250 ºC, bajamos la temperatura a 210ºC y horneamos durante 15 minutos más, hasta que los panecillos alcancen un ligero tono marrón. Abrimos el horno, retiramos la bandeja donde teníamos el agua, apagamos el horno y dejamos los panecillos dentro del horno durante diez minutos para crear una corteza bien crujiente. Sacamos los panecillos del molde y los dejamos enfriar completamente sobre una rejilla para que circule bien el aire por debajo.

Ahora prepararemos los aperitivos, podemos utilizar bacalao fresco o ultracongelado, si lo utilizamos fresco conviene congelarlo durante 24 horas, así que casi que es saldrá más rentable comprarlo ultracongelado y además es más barato. También está la opción de utilizar bacalao ahumado que ya viene cortado en finas lonchas.

Para hacer el calabacín confitado, cortamos el calabacín en tiras finas y las ponemos en un bol, salpimentamos y cubrimos con aceite de oliva, tapamos el bol con papel film y lo metemos en el microondas a media potencia durante 2 minutos, sacamos el bol del microondas y le retiramos el papel film, dejamos enfriar completamente (en mi microondas la temperatura ideal ha sido a media potencia, pero eso puede variar de un microondas a otro, es cuestión de ir probando). Para hacer el tomate confitado, escaldamos el tomate en agua hirviendo, lo enfriamos en agua con hielo y lo pelamos, a continuación lo cortamos en cuartos y retiramos las semillas, cogemos los gajos y los colocamos en un bol, salpimentamos y espolvoreamos un poco de azúcar, cubrimos con aceite de oliva y tapamos con papel film, metemos en el microondas durante 2 minutos, esta vez un poco menos de media potencia o incluso en posición descongelado que es la más suave, es cuestión de ir probando, sacamos el bol del microondas y le retiramos el papel film, dejamos enfriar completamente.

Una vez que tengamos el tomate y el calabacín listos, tostamos las rebanadas de pan ligeramente en una plancha, ahora procederemos a cortar finas tiras de bacalao con un cuchillo bien afilado y las vamos colocando un poco enroscadas encima del pan, salpimentamos y a continuación colocamos un par de tiras de calabacín confitado encima y unos dados de tomate confitado.




Acerca de Roberto Fernandez

Soy un chico con mucha energía y una mente bastante inquieta, me encanta aprender cosas nuevas! Cuando descubrí el mundo de la pastelería no tenia ni idea de como se hacia un bizcocho, ni mucho menos una tarta (de hecho mi primera tarta daba pena verla jeje), pero a base de mucho esfuerzo y ganas de aprender he conseguido crear mi propio estilo en el que se refleja la pasión que siento por el mundo de la pastelería y las ganas de seguir aprendiendo cada día!

4 comentarios :

  1. Tus panes son sorprendentes!!! Nunca dejas de sorprenderme..... esos sabores son una pasada.
    Y la propuesta de aperitivo es espectacular!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alejandro, es un pan que me tiene enamorao, en cuanto lo saque del horno empezó a desprender un aroma irresistible y ademas es super sabroso, en cuanto lo probé supe que el bacalao le tenia que ir de lujo y lo cierto es que cuando saque los aperitivos de bacalao con este pan en nochebuena fueron todo un éxito.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Impresionante este pan! Ya tengo impresa la receta para ponerme manos a la obra. Aunq ahora en verano con tanto calor, no me salen demasiado bien los panes :(

      Eliminar
    3. Muchas gracias Marisa! La verdad es que ahora en verano cuesta mas que salga un pan decente porque hace mucho calor y a veces fermentan mas rápido de lo que deberían.

      Ademas este pan se hace con una masa bastante liquida y te costara mucho amasarlo con este calor. De todas maneras si decides lanzarte puedes hacer las fermentaciones en la nevera, tardaras mas porque el frío ralentiza la fermentación, pero te quedara mejor.

      Un abrazo.

      Eliminar

Suscríbete al blog, introduce tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner