Pan de Molde con Regaliz y Pistachos | Postres con estilo



Inicio » , » Pan de Molde con Regaliz y Pistachos

Pan de Molde con Regaliz y Pistachos

Escrito por Roberto Fernandez el 10 de noviembre de 2013 | 11/10/2013

Blog Disfrutando de la comida

El pan de molde es algo que suelo preparar con bastante frecuencia porque si me sobra algo (cosa que pasa pocas veces), lo corto en rebanadas y lo congelo, de esta forma puedo hacerme unas deliciosas tostaditas para desayunar.

Para el pan de hoy he probado a darle un toque de regaliz a la masa infusionando un trozo de raíz de regaliz en la leche, también le he añadido unos pistachos al pan porque me encanta encontrarme frutos secos cuando me lo estoy comiendo.

Este pan lo he elaborado principalmente para el desayuno y lo suelo acompañar con cosas dulces como mermelada, mantequilla, chocolate…aunque también se puede combinar con otras cosas como la sugerencia que os propongo en la foto de más abajo, se trata de un bocadillo de filete de ternera a la plancha con higos macerados en moscatel, espero que os guste.




Ingredientes

500 gr de harina, 8 gr de sal, 10 gr de azúcar, 20 gr de levadura fresca, 380 gr de leche, 50 gr de mantequilla a temperatura ambiente, un trozo de raíz de regaliz, 75 gr de pistachos.



Elaboración

La noche anterior calentamos la leche en un cazo hasta los 90ºC, retiramos del fuego y añadimos la raíz de regaliz, tapamos y dejamos infusionar. Cuando la infusión este fría, la guardamos en la nevera. Al día siguiente colamos la infusión y esperamos a que este templada antes de ponernos a hacer el pan.




Ahora en un bol amplio tamizamos la harina y la mezclamos con la sal y el azúcar.  Diluimos la levadura en un poco de la leche tibia. Añadimos la leche y empezamos a mezclar, cuando se empiecen a mezclar todos los ingredientes añadimos los pistachos.
Mezclamos hasta que obtengamos una masa de consistencia media. Volcamos la masa sobre la mesa y la amasamos ligeramente, añadimos la mantequilla cortada en dados y seguimos amasando.
                                  
Cuando la mantequilla este bien integrada, dejamos reposar 15 minutos, bien tapada con un trapo húmedo. Amasamos ligeramente en la mesa untada con un poco de aceite para que no se pegue, dejamos reposar otros 15 minutos y volvemos a amasar  ligeramente. Repetimos esta operación dos veces, hasta conseguir una masa lisa y homogénea.

Lavamos y secamos el bol, lo untamos ligeramente con aceite, introducimos la masa y dejamos que fermente durante 1 hora y media aproximadamente, cubierta con un trapo húmedo.

Volcamos la masa sobre la mesa ligeramente enharinada y la damos forma de rodillo de la misma longitud que el molde.

Forramos el molde con papel sulfurizado, lo engrasamos y enharinamos. Introducimos la masa y presionamos ligeramente para que cubra todo el molde. Dejamos fermentar durante 1 hora y media aproximadamente, bien tapada.
Precalentamos el horno a 220ºC. Justo antes de meter el pan en el horno rociamos un poco de agua encima de la masa con un vaporizador.

Horneamos a 210ºC durante 30 minutos aproximadamente, hasta que el pan alcance un bonito tono marrón y suene a hueco al golpearlo con los nudillos en la base.

Dejamos enfriar completamente sobre una rejilla para que circule bien el aire por debajo.
                                               



Acerca de Roberto Fernandez

Soy un chico con mucha energía y una mente bastante inquieta, me encanta aprender cosas nuevas! Cuando descubrí el mundo de la pastelería no tenia ni idea de como se hacia un bizcocho, ni mucho menos una tarta (de hecho mi primera tarta daba pena verla jeje), pero a base de mucho esfuerzo y ganas de aprender he conseguido crear mi propio estilo en el que se refleja la pasión que siento por el mundo de la pastelería y las ganas de seguir aprendiendo cada día!

8 comentarios :

  1. tiene una pinta que me lo comeria ya..!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mechu, me alegro de que te guste. Yo me he pegado muy buenos desayunos con este pan, esta buenísimo!

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Un pan estupendo Roberto. Oye dónde se puede encontrar la raíz de regaliz???
    Qué pasada de fotos. Invita a desayunar aunque sea la hora de comer.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alejandro, la raíz de regaliz la suelen vender en herbolisterias, yo la compre por internet, te dejo el enlace:

      http://www.casapia.com/midietetica/regaliz-tierna-cortada-en-palo-glycyrrhiza-glabra-100-gramos-p-10264.html

      Las fotos han quedado bastante bien, teniendo en cuenta que el día estaba nublado y me costo encontrar una buena iluminación, así que me fabrique unos paneles con cartulina blanca para poder reflejar la poca luz que tenia y me fueron bastante bien.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. El regaliz debe de darle un toque único y estupendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El regaliz le da un toque muy interesante a este pan, al principio lo hice a modo de experimento por que no sabia si llegaría a notarse en el pan, pero cuando lo puse a hornear comenzó a desprender un agradable aroma a regaliz y al comerlo se sigue notando ese delicioso aroma.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Fantástico el punto del regaliz para el pan, me ha sorprendido muchísimo verlo. Además, la miga tiene una pinta estupenda.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Miss Migas, el regaliz queda genial en el pan, le da un aroma increíble! A mi me ha gustado tanto que he vuelto a hacer este mismo pan pero con el doble de regaliz y sigue quedando delicioso. Si te animas a prepararlo no te cortes con el regaliz porque queda genial!

      Besos.

      Eliminar

Suscríbete al blog, introduce tu dirección de email:

Delivered by FeedBurner